Repudiamos el Ensañamiento Brutal de Estados Unidos a Venezuela

El presidente de los Estados Unidos Donald Trump, una vez más ha puesto de manifiesto su desprecio a la legalidad internacional y la violación reiterada a la Carta fundacional de las Naciones Unidas, al firmar este lunes, una orden ejecutiva que amplía el bloqueo económico, comercial y financiero contra la hermana República Bolivariana de Venezuela.

No conforme con el daño que ya ha provocado con la confiscación y robo de los fondos de Venezuela y su principal fuente de recursos PDVSA, ahora congela los activos del gobierno venezolano y prohíbe toda transacción económica con el legítimo gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El carácter extraterritorial de la medida, similar a las adoptadas contra Cuba, Irán y Corea del Norte, impone por la fuerza mayores sufrimientos a la población venezolana con el claro propósito de destruir el gobierno elegido democráticamente por el pueblo con el 68% de los votos, para apoderarse de las enormes riquezas y recursos naturales de Venezuela, fundamentalmente de su petróleo.

En el máximo de la desvergüenza y la supeditación ante el imperio, el vasallo Juan Guaidó felicitó las medidas anunciadas por Trump contra su pueblo.

Trump y sus halcones nuevamente reiteran que “todas las opciones están sobre la mesa”, en clara alusión a la posibilidad de intervención militar.
Amenaza que ha fracasado desde hace 8 meses por la resistencia del pueblo venezolano y su Fuerza Armada Nacional Bolivariana -FANB- a la que no han podido dividir ni doblegar.

Coincidentemente con las nuevas medidas anunciadas, tuvo lugar en Perú una Conferencia Internacional convocada por el Grupo de Lima, en la que Estados Unidos, en su supuesto papel de “observador”, fue quien diseñó la hoja de ruta. Entre los participantes, no podía faltar el más despreciable y más guerrerista de los halcones asesores de Trump, John Bolton, quien tuvo el descaro y la hipocresía de afirmar en su discurso que Maduro utiliza escuadrones de la muerte, entrenados y equipados por Cuba, para secuestrar, encarcelar, torturar y matar a casi 10.000 de sus ciudadanos.

La reunión de Lima terminó en la nada, con la ausencia de más de la mitad de los invitados. Solo sirvió como tribuna de EE.UU de amenaza y exabruptos a quienes no se plieguen a sus intereses.

Le exigimos a Bolton que muestre las pruebas de tales calumnias y le decimos que los pueblos no son ignorantes, sabemos muy bien quienes utilizan escuadrones de la muerte y entrenan a mercenarios para asesinar a luchadores sociales del continente.

Cuba, Rusia y China fueron los primeros en reaccionar: “Es un despojo, un robo, un ensañamiento brutal contra Venezuela”, expresó en la red social twitter el presidente cubano Miguel Díaz Canel, y agregó: una acción “cobarde” contra los activos venezolanos responde a la frustración de Washington “ante el valor y la resistencia de la Revolución Bolivariana”, reiterando una vez más la solidaridad con el pueblo de Venezuela y el presidente Nicolás Maduro.

El Ministerio de Exteriores de Rusia, catalogó el bloqueo de los activos venezolanos por parte de Estados Unidos como una acción de “terror económico”, subraya que la medida carece de fundamentos jurídicos. “Tras numerosos fracasos en la toma del poder en Venezuela de manera militar, Washington apuesta por el empeoramiento de la situación social y económica guiándose por el principio ‘cuanto peor, mejor’, estas “duras restricciones” afectan, ante todo, “a las capas más vulnerables de la sociedad, ancianos, enfermos y niños”.

Esta línea discriminatoria es un desafío para todo el sistema de relaciones internacionales que establece medidas punitivas unilaterales como una norma cotidiana y contradice los valores humanitarios y relativos a los derechos humanos. Recordamos que ningún Estado tiene derecho a dictar su voluntad a otros mediante represiones económicas”.

China aconsejó a Estados Unidos que “aprenda las lecciones de la historia” y “abandone sus planes de crear disenso en la sociedad venezolana”, a través del ministerio de Relaciones Exteriores calificó como “grave violación de las normas básicas de las relaciones internacionales” .

La Unión Europea recordó que se opone a la aplicación extraterritorial de medidas restrictivas como las que acaba de imponer Estados Unidos a Venezuela. “Nuestra posición es conocida, nos oponemos a la aplicación extraterritorial de medidas unilaterales” .

El presidente Nicolás Maduro llamó a la unidad popular, resistencia y movilización para enfrentar el terrorismo económico y político en esta nueva fase de agresiones. “Nuestra férrea resistencia y capacidad de lucha, es la clave para hacer frente a las agresiones criminales del imperialismo, la derecha nacional e internacional. Tenemos la estirpe de los libertadores, la razón y la fuerza moral”, afirmó el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en su cuenta en Twitter.

La FANB aseguró que las acciones de EE.UU persiguen afectar el diálogo político promovido por el Ejecutivo nacional con sectores de la oposición, lo cual demuestra que su único y real interés es derrocar por la vía de la fuerza al gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro.

“Ante el chantaje y la coerción que pretenden imponernos, la FANB permanecerá firme e inquebrantable en sus convicciones democráticas; no se rendirá jamás por causa de las amenazas imperiales”

Delcy Rodríguez, vicepresidenta Ejecutiva expresó: “Llamo a la unión nacional, a las fuerzas productivas del país a garantizar el futuro, progreso y desarrollo de la nación. Ese es el único camino. Debemos expandir la soberanía y la seguridad alimentaria, en unión vamos a derrotar estas agresiones ilícitas por parte del gobierno de los Estados Unidos”. Agregó también que es “una amenaza al sector privado a escala mundial. “Todos los países que tienen activos en Estados Unidos deberían estar preocupados”.

El Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, reitera su total solidaridad con el pueblo de la hermana República Bolivariana de Venezuela y el legítimo presidente Nicolás Maduro; Hacemos un llamado urgente a repudiar esta violación flagrante a los derechos humanos del pueblo de Venezuela. Preguntemos a la Sra. Bachalet si es o no un crimen el intento de la potencia más grande del planeta de hacer rendir por hambre y enfermedad la voluntad soberana de todo un pueblo. Preguntemos qué medidas adoptará contra EE.UU que burla año tras año las resoluciones de la inmensa mayoría de países contra el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba por más de medio siglo y ahora quiere aplicarlo contra Venezuela.

Llamemos a las cosas por su nombre: Repudiemos con todas las fuerzas el régimen del dictador Donald Trump.

Solidaridad y Movilización Internacional con el pueblo heroico de Venezuela y su legítimo gobierno!

Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos

7 de agosto de 2019